MÁS HERRAMIENTAS PARA LA ENSEÑANZA


Rodrigo Pimentel, Director de Google for Education para América Latina

Debido al desarrollo de tecnologías de información y comunicación, las habilidades del siglo XXI son diferentes a las del siglo XX. Un estudio llevado a cabo en el 2015 por la Unidad de Inteligencia de “The Economist” y patrocinado por Google, realizado a líderes empresariales alrededor del mundo, indica que la resolución de problemas, el trabajo en equipo y la comunicación son consideradas las habilidades más importantes en el espacio de trabajo. Es innegable que la forma de comunicarnos y obtener información no es la misma que hace 50 años, es por ello que la enseñanza también debe evolucionar para preparar a los alumnos para las demandas del mercado laboral.

El desarrollo de la tecnología facilita el aprendizaje personalizado y el conocimiento basado en competencias, permitiendo a los profesores encontrar el modelo de estudio más adecuado para cada alumno.

Por ejemplo, las aulas invertidas, el rediseño de los espacios de estudio, las nuevas formas de acceder a la información y la computación en la nube, se están convirtiendo en formas tangibles de transformar la manera en que se realiza la enseñanza en todos los niveles educativos, mejorando la flexibilidad y apertura que se ajusta a las necesidades y forma de vida de cada estudiante/profesor.

Google for Education ha introducido en el mercado educativo diversas herramientas basadas en la nube que han permitido romper la barrera de tiempo y espacio. Con Google Apps for Education, los alumnos ahora tienen la posibilidad de colaborar en un documento en tiempo real, almacenar de forma ilimitada cualquier archivo y acceder a ellos desde cualquier dispositivo en cualquier momento, crear y compartir sitios web, realizar videollamadas y conferencias en línea, entre muchas otras.

A nivel hardware, un producto que ha apoyado la transformación de la educación a nivel global son lasChromebooks, computadoras portátiles con ChromeOS diseñadas para el salón de clase. En Estados Unidos, ya son el dispositivo más vendido en escuelas K-12, con un precio desde $150 USD y un costo total de propiedad 61% menor que otros dispositivos.

Las Chromebooks son intuitivas y fáciles de usar. Uno de sus mayores beneficios es la posibilidad de administrar cada equipo para poder tener un mayor control que se ajuste a las necesidades de cada usuario, creando una experiencia de aprendizaje personalizada a través de la instalación automática de Apps y extensiones, bloqueo de dispositivos, aplicación de políticas y gestión de pruebas a escala. Esto permite destinar más tiempo a la enseñanza y menos tiempo a cuestiones técnicas.

Además, en mayo de este año, se anunció que las aplicaciones de Android estarán disponibles para Chromebooks. Los estudiantes no sólo tendrán acceso a los contenidos en la web, sino que también a una gran cantidad de aplicaciones educativas de la plataforma Android.

Con estas soluciones se han podido vencer algunos de los mayores obstáculos que enfrentan las instituciones educativas, por ejemplo:

  • La baja eficiencia en la comunicación: una de sus principales causas es la falta de canales directos para que los estudiantes, profesores, padres de familia y directivos puedan dar a conocer sus mensajes adecuadamente, lo cual se puede solucionar con el uso de Google Apps for Education, las cuáles permiten ampliar la comunicación a través de distintos medios, como es el caso de correo electrónico en Gmail, grupos de correo electrónico en Groups, sitios web internos a través de Sites o sesiones virtuales en Hangouts.
  • La eficiencia en la realización de pruebas: los exámenes son una parte importante de la educación, ya que miden los resultados de los estudiantes y la eficacia de la metodología de una escuela o Ministro de Educación. Esta actividad puede significar un importante gasto material y de tiempo, especialmente para los profesores que necesitan invertir una cantidad considerable de tiempo realizando la corrección. Teniendo esto en cuenta, Google for Education ha desarrollado soluciones para soportar la realización de exámenes en línea:
    • Google Forms: tests masivos en línea con respuestas pre-cargadas. Algunos gobiernos de estado en Brasil lo aplicaron a más de 400,000 estudiantes, con un costo nulo y muy bajos esfuerzos por parte de profesores, ya que todas las respuestas fueron automáticamente actualizadas en las bases de datos de la Secretaría de Educación.
    • Chromebooks: realización de exámenes en línea de forma segura. En Estados Unidos, una gran cantidad de escuelas están utilizando Chromebooks para aplicar pruebas en línea, ya que les permite con un sólo click convertir miles de Chromebooks en un “kiosko” que tiene acceso solamente a la prueba específica que se desea aplicar.

El Colegio Banting fue una de las primeras escuelas que comenzó a utilizar Google Apps for Education y Chromebooks en México. Desde su fundación, el Colegio Banting tiene como visión ofrecer a sus estudiantes las mejores herramientas con el objetivo de entrenarlos para que una vez graduados, puedan afrontar cualquier reto. “Antes, implementar este tipo de tecnología era sólo accesible para grandes escuelas con una gran infraestructura”, explica el director del Colegio Banting, David Medel Macías, “ahora el panel de control para el administrador, hace posible gestionar todos los dispositivos y actividades de los estudiantes, y asegurar que se está usando la tecnología responsablemente”.

Como nota final, una parte importante de este cambio depende de los educadores, ya que ellos son los encargados de transformar el aprendizaje y aprovechar las herramientas tecnológicas para desarrollar las capacidades de los alumnos. Se trata de empoderar a los usuarios y cambiar el rol del educador de ser la entidad que comparte información, a ser quien guía y da soporte a los alumnos mientras juntos exploran la información disponible para poder resolver problemas reales y disfrutar el proceso.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *